Archivo

Archive for the ‘Bachillerato’ Category

Taller de Cerámica Griega – Museo de la Cerámica (Agost-Alicante)

25 noviembre, 2011 1 comentario

El día 16 de noviembre realizamos un interesante taller de Cerámica Griega en el museo de la Cerámica de Agost, oragnizado por el Museo de la Cerámica de Agost y los departamentos de Latín y Griego del IES jorge Juan de Alicante.
Graciás a la dedicación de los especialistas ceramistas del museo pudimos conocer todo el proceso de fabricación de un Kílix griego.
Los maestros artesanos de la alfarería La Navà nos fabricarón 24 piezas con una arcilla especial. Estas piezas, aún sin cocer se trasladarón a las instalaciones del museo (situadas en un Taller Alfarero o Canterería de principio de Siglo XX).

Kílix fabricado por la empresa La Navà
Allí la directora del museo, Mª José Rodríguez-Manzaneque, nos mostró como es el proceso de realización de una pieza de cerámica desde la preparación del barro en balsas de decantación, funcionamiento tradicional del torno y  el proceso de decoración y cocción de la pieza.


Posteriormente con ayuda del ceramista y especialista en construcción de hornos experimentales don Federico G. Mongars y  su ayudante Juan Francisco Sánchez Morentes (ceramista y técnico en construcción civil) seprocedió a la construcción de un horno para la cocción a fuego de cuatro kílix decorados con motivos griegos. La experiencia pretendía enseñar a los alumnos todo el proceso de cocción de una pieza y especialmente la técnica de reducción que empleaban los antiguos griegos para conseguir acabados brillantes en las precias aprovechando las propiedades físicas del barro y del engobe.

 

 


Tras la construcción del horno y su puesta en funcionamiento, tres ceramistas de la Escuela Superior de Arte y Diseño de Alicante impartieron el taller de decoración sobre el kílix. Mª Amparo Loeb enseñó a los alumnos el proceso de fabricación de la pintura que utilizaban los griegos: el engobe. El engobe es una pintura especial que se utiliza en cerámica compuesta por diferentes pigmentos minerales que a altas temperaturas consigue una serie de propiedas físicas y plásticas que dan su belleza a las piezas de cerámica.

 

 


Con ayuda de las ceramístas, Mami Uchida,  Mª Carmen Barnusell y Mª Amparo Loeb, se procedió durante toda la mañana a decorar los kílix con diferentes motivos griegos, principalmente figuras de animales y elementos geométricos.

 

Durante el taller, además se siguió con atención el proceso de cocción del horno, mostrando especial atención al proceso de temple del horno. Además se asistió al documental sobre la elaboración de la pieza del año del Museo, elaborado por otro miembro del Museo Pau Vicedo.

 

 

 

L’elaboració del Botijó Pera from Pau Vicedo on Vimeo.

 

 

 

Por la tarde, se continuó en el proceso de decoración y bruñido de las piezas. También se asistió al documental “las últimas alfareraz del Rif“. En este documental pudieron ver como aún hay lugares donde se conservan las técnicas más antiguas de fabricación alfarera.

Una vez terminadas las piezas se visitó espectacular paraje de Terrer dels pobres, importante por sus característica geomorfológicas y principal yacimiento donde se extrae la arcilla característica de Agost.

Para acabar la jornada, se transladaron las piezas para su coción en un horno industrial en la fábrica de cerámica aresanal La Navà. Allí tras un cariñoso acogimiento, los maestros alfareros nos mostraron todo el proceso moderno de elaboración cerámica, desde la preparación de las “galletas de barro”, el uso del torno y nos permitieron colocar nuetras piezas en el horno donde iban a ser cocidas.

El resultado del taller fue esta bonita exposición que se realizó en uno de los pasillos del instituto:

Anuncios
Categorías:Bachillerato, griego Etiquetas: ,

Fotos del Agón 2011 – Olimpiada sobre la Grecia Antigua

30 marzo, 2011 3 comentarios

Gracias a Lidia y Socorro, os dejo algunas fotitos del Agón. Gracias a todos por vuestra participación y trabajo.

Atentamente

Pedro Luján

Programa Agón Santa Pola 2011

18 marzo, 2011 Deja un comentario

χαιρετε, Queridos colegas, os damos la bienvenida y agradecemos vuestra participación en el AGÓN 2011, II OLIMPIADA SOBRE LA GRECIA ANTIGUA que se celebrará el próximo 25 de marzo en el IES Santa Pola.

Este año, el Agón, gracias a la colaboración Excmo. Ayuntamiento de Santa Pola, amplia sus actividades. De esta manera podremos disfrutar de toda una jornada. Esperemos que os guste.

PROGRAMA DE ACTOS:

10:00 Recepción en la Plaza de la Glorieta (junto al Castillo)

10:15 Visita al Acuario de Santa Pola, visita al Museo y Castillo de Santa Pola

12:00 Conferencia en la Casa de la Cultura de Santa Pola:

Enamorarse en la Grecia Antigua

a cargo de Dña. Mercedes Madrid

13:30 Descanso y almuerzo.

15:30 Recepción de los Participantes al Agón en el IES. Santa Pola.

16:00 – 17:30 Olimpiada Clásica – Agón.

18:30- 19:00 Entrega de Premios y Clausura.

 

Todas las visitas: Acuario, Museo y Castillo son gratuitas para los participantes en el Agón

A través del Ayuntamiento se ha gestionado la Comida de los profesores en la Cofradía de Pescadores de Santa Pola. Saldrá más o menos a 20-25€, necesitamos confirmar los antes del martes 18 de marzo

Atentamente

La organización



AGÓN 2011 – SANTA POLA

23 enero, 2011 4 comentarios

El próximo día 25 de marzo se celebrará la segunda edición del Agón en Santa Pola. Certamen que organizamos este año yo, Antonio Parra, Lidia y “el que no se puede nombrar en internet”. Este año tendrán bastantes novedades. Podéis encontrar más información y la ficha de inscripción en:

Agón 2011: II Olímpiada sobre la Grecia Antigua

 

Safo – transmisión Bizancio y Edad Media

2 mayo, 2010 Deja un comentario

Vodpod videos no longer available.


Cuando el Imperio Romano de Oriente se separó de Roma, la tradición griega se reforzó con la protección imperial a escuelas y bibliotecas (siglos IV y V). El siglo VI Justiniano cerró la escuela de Atenas, y sólo en Alejandría y Bizancio se conservaron centros de estudio de la tradición griega. Sin embargo, interesaban las materias jurídicas y la oratoria, desatendiéndose las obras literarias. En la misma época, se hunde en Italia la cultura griega. Los siglos VII y VIII por la polémica iconoclasta, son de oscuridad; además, en el año 643 Alejandría cayó en manos de los árabes.

El Islam se interesó por la literatura filosófica y científica griega y, de ahí, las traducciones que pasaron a Occidente, con España como puente (Hipócrates, Galeno). También hicieron resúmenes y compendios de otras obras (Platón y Plutarco), y explicaron y comentaron los autores traducidos. De algunos sólo se conserva la versión árabe (parte de Teofrasto, Galeno, Euclides).

En el siglo IX, se produce el Renacimiento bizantino: renace el interés por el mundo clásico y se reactiva la actividad copista. Interesan especialmente los textos científicos o técnicos, y menos los literarios. Dos innovaciones técnicas se dan en éste momento: el papel, de origen árabe, que empieza a usarse el año 800, y la letra minúscula, a la que se transliteran los códices unciales. La intención era abaratar las copias y hacerlas más manejables, pero en este proceso se perdieron muchas obras. No queda ningún manuscrito anterior a esta época. Los grandes eruditos son Aretas, León el matemático y, sobre todo, Focio. El papel de Focio en la transmisión de la literatura pagana es fundamental, aunque su atención a la Filosofía fue escasa y nula la que prestó a la poesía). La tarea que dirigió consistió en:

  • recopilar manuscritos y papiros provenientes de la Biblioteca imperial, el Palacio imperial y las bibliotecas monásticas.
  • copiar en minúsculas los antiguos códices unciales. Estas copias fueron los ejemplares “prototipos”. Es ahora cuando los textos griegos se acentúan, se puntúan, cuando se normaliza la ortografía y se anotan en los márgenes del manuscrito notas y variantes.
  • depositarlos en la Biblioteca como manuscrito oficial.

Los siglos XIII y XIV fueron el gran momento de la Filología bizantina. Parte de la actividad erudita pasó a Tesalónica. Desde entonces, Tesalónica y Bizancio serán los centros. Famosos eruditos de esta época son Máximo Planudes, Manuel Moscópulo, en Bizancio, Tomás Magister y Demetrio Triclinio, en Tesalónica. Con la caída de Constantinopla en manos turcas (1.453), se produjo un éxodo de textos griegos y eruditos bizantinos a Italia, que colaboraron en el surgimiento del Renacimiento italiano y europeo.

Safo – transmisión Alejandria y Roma

25 abril, 2010 Deja un comentario

¿Cómo ha llegado a hoy lo escrito entonces? La época alejandrina y romana.

La Filología, es decir, la recopilación, la cuidadosa edición de las obras literarias, su explicación y comentario, nace en la Alejandría de la dinastía de los Ptolomeos, en la Biblioteca fundada por Ptolomeo I Soter a principios del siglo III a.C. Más tarde, Pérgamo le hará competencia en esta tarea.

Foto tomada de http://www.culturaclasica.com y foto de googlearth

En la Biblioteca se llegaron a reunir entre 200.000 y 490.000 volúmenes; el proyecto era recoger en ella todo lo publicado, incluso la Biblia se tradujo para incluirla. Los ejemplares recopilados se catalogaban. A esta tarea, y a editar y explicar los autores antiguos, se dedicaron tres generaciones de filólogos. Los más conocidos son Zenódoto, Aristófanes de Bizancio y Aristarco. Sus ediciones son la fuente de los modernos textos. Es ahora cuando los textos que seguían en alfabeto ático pasan al jonio. Se acentúan los textos poéticos, aunque no todos ni sistemáticamente, y se escriben métricamente. Se introduce ocasionalmente un espíritu áspero para evitar una ambigüedad. La puntuación es insegura y arbitraria; generalmente, un punto alto o un espacio al final de una proposición. Esta fue la época óptima en la conservación de la literatura griega: a partir de entonces sólo se produjeron pérdidas de obras literarias, no adquisiciones. Su trabajo llega al final de la Antigüedad, con una cierta decadencia, sin embargo, desde el siglo I d.C. por la influencia del cristianismo y de Roma. En el siglo II d.C. se pasa del volumen al códice, de papiro primero y de pergamino luego. Era más cómodo de usar, de conservar y, además, permitía numerar las páginas. Poco a poco el papiro se sustituyó por el pergamino. Cuenta Plinio que se inventó en Pérgamo cuando el faraón Ptolomeo Epífanes (205-182 a.C.) prohibió la exportación de papiro egipcio para impedir el crecimiento de la Biblioteca de su rival Eumenes II de Pérgamo (197-159 a.C.). Sin embargo, ya antes del papiro se había usado en Grecia la piel de animales para escribir. Heródoto cuenta que los jonios la usaban antes de conocer el papiro. La piel se lavaba, se raspaba, se pulía con piedra pómez y se le daba un baño de creta.

Vodpod videos no longer available.

more about “Bibliotecarios de alejandria“, posted with vodpod

En los siglos II y III d.C., por necesidades escolares y por el descenso del nivel cultural, se hicieron comunes las antologías y selecciones de autores antiguos, que dejaron de publicarse completos. Las obras no incluidas en estas antologías se perdieron.

Safo – Difusión de la literatura

18 abril, 2010 Deja un comentario

De la Grecia antigua quedan textos escritos sobre soportes no perecederos: piedra, bronce, cerámica. El texto servía para identificar el objeto sobre el que se escribía, indicando su origen y su destino. Son textos breves, y su contenido responde a una fórmula “standard”, distinta según la utilidad del objeto sobre el que se inscribían: el nombre del pintor, si es una vasija cerámica, la identificación del difunto en un monumento funerario, el nombre de los oferentes y de la divinidad en un monumento u objeto votivo, etc. Más extensos y variados son los textos administrativos (leyes, decretos, etc.). Esta clase de textos aporta una información valiosa, pero no puede competir con la contenida en las obras literarias (poesía, filosofía, oratoria, historía), por su extensión y por su intención.

Hasta el siglo V a.C. las obras literarias griegas se daban a conocer al público oralmente: la poesía a través de recitales en festividades públicas o banquetes privados, la prosa en lecturas públicas para grupos de amigos. Por ello se han perdido muchas obras.

Comenzaron a escribirse sólo como “chuletas” para ayudar a la memoria del autor o del intérprete. Algunas ciudades establecieron por escrito un texto de los poemas de Homero (Ilíada y Odisea), que tenía carácter oficial: era el texto usado para las recitaciones en las festividades locales. Así lo hizo, por ejemplo, el tirano de Atenas, Pisístrato, a principios del siglo V a.C. Isócrates (un orador del siglo IV a.C.) fue el primer griego que compuso para ser leído. Y aún así, fue costumbre hasta el fin de la Antigüedad leer en voz alta.

http://www.ivoox.com/poesia-homero-odisea_md_190548_1.mp3″ Ir a descargar
Las obras escritas no circulaban como hoy. No existía imprenta. Del texto autógrafo del autor un copista experto haría una copia maestra (apógrafo), que sería el modelo de las copias manuscritas posteriores. Tampoco había librerías; el comercio de libros nace en la segunda mitad del siglo V a.C. en Atenas y quizá también en Rodas y Sicilia. Al principio era un “comercio de amistad”: el autor hacía copias para amigos, o bien, personas interesadas por un escrito se las ingeniaban para conseguir un modelo del que encargar una copia para sí. De esta manera, Eurípides se hizo con una biblioteca privada. Y los actores encargados de representar una obra dramática necesitaban una copia escrita de la misma. Así que eran ediciones privadas. Pero pronto se amplió el círculo de compradores, y, además, se añadieron las necesidades escolares. A fines del siglo V a.C. ya exportaba Atenas libros a las ciudades del Mar Negro. Pero todavía el cómico Aristófanes (de ese mismo período) tílda al interés por los libros de excentricidad.

Pero en el siglo IV a.C, se desarrolló el comercio de libros con rapidez. No está claro que las obras tuvieran título. En cualquier caso, se solía citar una obra por las palabras iniciales. Lo que no suele faltar es la σφραγίς (“sello”), es decir, el nombre del autor, escrito al comienzo, generalmente en genitivo.

No existía nada parecido a los derechos de autor, por lo que, creada la obra, quedaba expuesta a cualquier manipulación. Por ello, el año 330 a.C. un magistrado ateniense, Licurgo, estableció un texto oficial de las obras de los tres trágicos atenienses, como texto canónico para las representaciones dramáticas en Atenas.

A %d blogueros les gusta esto: