Archivo

Archive for 28 mayo 2010

Primeras impresiones en Griego

28 mayo, 2010 Deja un comentario

Primeras impresiones en griego

Navegar a través de los primeros años de impresión de textos griegos, puede parecer a la mayoría de la gente interesante, algo divertido; pero para un historiador de la impresión, no tanto. Ascendentes, descendentes, abreviaciones, contracciones y especialmente el inmenso conjunto de marcas diacríticas por encima y por debajo de cada carácter puede hacer que sea una locura leer tales páginas. Las líneas literalmente bailan, destruyendo cualquier sentido de línea base o línea x. Han hecho falta cientos de años, antes de que los caracteres caligráficos de las letras griegas hayan podido adaptarse al mundo de la imprenta. Cualquier intento de extraer de la minúscula griega una letra con valor tipográfico de x, como se hizo con el alfabeto latino, resultó un ejercicio inútil. Además los diferentes calidades en los procedimientos de corte de los tipos pueden afectar a la apariencia final de la composición. Muchas veces es más fácil trazar las líneas de guía en un manuscrito que en una página impresa.

Además, la participación de compositores no-griegos provocó el aumento desmesurado de espíritus, acentos y especialmente un mal uso de los espacios entre palabras. Esto se explica solo, si consideramos que los manuscritos que se utilizaban como prototipos, eran compuestos para su impresión por personas que no hablaban griego.

Para aquellos familiarizados con el arte de la tipografía, el sistema acentual del alfabeto griego dificulta la composición de la página. Por ejemplo, a veces los descendentes interfieren con los acentos de la siguiente línea. Para este tipo de problemas, se aplicaron diferentes soluciones, unas acertadas y otras no. Por ejemplo, en el primer grupo podríamos incluir la solución de Gilles de Gourmont (17) que dio el mismo tamaño a los acentos que al cuerpo de las letras. De esta forma la página se componía de líneas de letras y de acentos (18). Este solución generaba páginas muy amplias, no sobrecargadas, pero requería mucha pericia de los compositores tipográficos, en ajustar los acentos en su lugar correspondiente.

Erasmus, Desiderius: Moriae Encomivm Erasmi Roterodami Declamatio (impreso por G. Gourmont)

Experimentos tales como el intento de favorecer la “hypersticha” o “hiposticha” (stichos = línea) por los impresores cretenses como Laonikos y Alexandros, y los intentos de compensar el tipo con disminución de los ascendentes y descendentes (ejemplo el Tipo Alcalá utilizado por Brocar), indica las existencia de una continua experimentación e investigación en la forma de imprimir el griego.

Batrachomyomachia de Laonikos

Las grafías griegas utilizadas en el tipo griego, ya desfasado en lugar y tiempo, fueron ampliamente aceptados en decrimento de la grande y redonda letra de Brocar (19), o de aquellos tipos utilizados en 1486 por los cretenses Laonikos y Alexandros. Estas grafías tardías debían mostrarse extrañas para los lectores de textos griegos en Italia por aquellos tiempos.

Sin embargo, razones de diseño empujaron decisiones que de otra manera se podrían considerar como irracionales, y el conocimiento de la situación imperante en Grecia podría haber empujado a alguien a utilizar estos tipos. Por ejemplo, muchos profesores eran clérigos, acostumbrados a este tipo de tipografías. Si consideramos que la mayor parte de las impresiones de Laonikos iba a este mercado “nacional” (20), podríamos entender por qué este impresor y su socio eligieron este tipo.

GFS Complutum, basado en el tipo de Brocar

Esto puede considerarse todo como una especie de experimento tipográfico, como el realizado por Laskaris en 1494 con una pequeña y estilizada capital.

Laskaris, Konstantinos: In hoc libro haec Continentur. Constantini Lascaris Erotemata cu[m] interpretatione latina, Venedig, 1494/95

La más tardía puede considerarse un declaración, contra el otro tipo griego más feo (21) y confuso, una declaración que se repetiría 23 años más tardes por Kalliergis en el momento en que la fuente Aldina se generalizó para la impresión de textos griegos y era copiada por todo el mundo.

Todo lo antes mencionado, los “ experimentos” se podrían considerar como el argumento principal para considerar estas primeras fuentes como la “primera escuela tipográfica griega”. Este diálogo entre los impresores y las grafías parece haberse mantenido hasta mediados del siglo XVI, cuando los artesanos propiamente griegos comienzan a abandonar esta actividad.

Notas:

(17) Tilley, Arthur A., The Literature of the French Renaissance, 2004, p. 104

(18) Proctor, R., The printing of Greek in the fiftennth century , Oxford, 1900, p. 19.

(19) Woody, K.M. “A note on the Greek fonts of the Complutensian Polyglot”, en The Papers of the Bibliographical Society of America, vol. 65, 1971, pp. 143-149.

(20) Una selección de títulos específicos (Ψαλτέριον y Βατραχομυομαχία) confirma esta intención. Véase además Staikos, K., Chart of Greek printing fifteenth century, Atenas, 1989, p. 200.

(21) Laskaris tenía su propio punto de vista sobre el uso de las letras capitales en la impresión en griego. Estos puntos de vista son explicados en la conrrespondencia con Pietro de Medici. Véase Staikos, Chart. , p. 266.

Categorías:griego, tipografía

Caligrafía e Impresión

22 mayo, 2010 1 comentario

Caligrafía e Impresión

Coincidencia o no, la mayoría de los primeros griegos relacionados con estas imprentas eran además activos calígrafos y escribas(11). Por esta razón. A.F. Didot dedica un pequeño capítulo de su libro a los calígrafos cretenses(12). Las fronteras entre la caligrafía griega y la forma actual de escribir no pueden definirse fácilmente; esto se puede deber a la propia idiosincrasia de la escritura griega. Así, por ejemplo, la negrita ha siempre existido en la caligrafía griega, debido a la posibilidad de redondear una y otra vez las grafías; esta podría ser una de las razones del alto individualismo de los escribas griegos. Tras la apariencia de unas pequeñas letritas decimonónicas de los monasterios de Constantinopla(13), existe una gran variedad de amanuenses. Así la principal característica de estos manuscritos siempre es la personalidad de cada caligrafía. Algunas de estas escrituras se han descrito como redondilla antigua, oblonga antigua, Anastasia real, abreviada, cursiva caligráfica, bouletée (que se caracteriza por unos pequeños puntos al final de cada trazo, un rasgo siguen el tipo Didone y las series 90 para el griego fabricadas por Monotype en 1910), Perlschrift, assospica, litúrgica del siglo XVII, etc.

Ejemplos caligráficos de los siglos X, XI, XII y XIII

Thompson afirma que “en el siglo XV las variedades de escritura aumentan en número” y admite que sólo puede “elegir unos pocos ejemplos para ilustrar este periodo”(14). De esta manera la distinción entre los diferentes escribas para clasificar y establecer unas conclusiones generales con respecto al diseño de tipos, podría ser un ejercicio arriesgado.(15) Parece probable que aquellos calígrafos experimentados tomaran su propia escritura a la hora de crear los tipos de metal. Si este fue el caso, Damilas, Laskaris, Kalliergis o Sophianos habrían hecho lo que Vergikios hará cincuenta años más tarde. No obstante, no sólo ellos desempeñaron un papel la configuración del tipo Garamont, cortando y emitiendo sus propios tipos, sino también será importante el papel de Estienne como impresor.(16)

Notas:

(11) Pettas, W “ Nikolaos Sophianos and Greek printing in Rome”, en The Library , vol 19, 1974, p. 207.

(12) Didot, Alde Manuce , pp 579-586.

(13) Mioni, El., Introduction to Greek palaeography, Athens, 1985, p. 80

(14) Thompson, E., Handbook of Greek and Latin palaeography , London, 1892, p. 175.

(15) Ver la discusión en Barker, N., Aldus Manutius and the development of Greek sript and type in the fiftennth century , 2 nd de. New York, 1992, pp. 69-75, 121

(16) Garamont basa su tipo “grecs du roi” en la escritura de Vergikios. Este fue un erudito cretense y “ notre écrivain en grec” en la corte de Francisco I. Estienne fue el primer impresor en utilizar el tipo Garamont en 1540.

Categorías:griego, tipografía

Libros digitales

21 mayo, 2010 Deja un comentario

Ultimamente estoy completando toda la colección Classical de Loeb que encontré digitalizada en la Mula. Me pregunté cómo podía estar toda la colección, así como la Classical Oxford Text y la Teubner.

Por mis navegaciones por la red, algo leí de algún movimiento nacido en Textkit de escaneo de libros clásicos, manuales y textos, para compartir.

Pero evidentemente la digitalización de tan ingentes colecciones, tantos volúmente y tantas páginas, con las mismas calidades y formatos, indicaba que no debía haber sido un proyecto colaborativo.

Hoy leyendo me fijé en el siguiente marca de agua de uno de los recientes volumenes “descargados”:

Digitized for Microsoft corporation

by the Internet Archive in 2007

From University of California Libraries

May be used for non-comercial, personal research

or educational purposes, or any fair sue.

May not be indexed in a commercial service.

La obra de 1922 está actualmente bajo copyright ya que existen reimpresiones de hace menos de 10 años.

pero me encanta el letrerito. Para mi es la mejor definición de libro:

algo no comercial (sin valor material)

algo personal

algo que sirve para investigar, para aprender

algo que sirve para enseñar, para mostrar

lo de “fair use”, me trae a la mente el “Fairy tale”, que envuelve algo mágico.

La cantidad de “libros” que estoy encontrando, me está haciendo replantear el uso del ordenador como herramienta personal. Durante muchos años ha sustituido a los manuales en muchos aspectos, me parece que ya va siendo hora de volver al libro, pero esta vez digital. Desde el momento que la Blackberry se encargó de mi vida social (twitter y FB) y mi correo, estos armatostes cada vez tienen menos sentido.

Primera Escuela Tipográfica

18 mayo, 2010 Deja un comentario

La primera escuela de tipografía griega

Todos los sesenta y siete incunables griegos registrados fueron impresos en Italia(7). La producción de la mayoría de estas obras puede ser atribuidos a imprentas venecianas. Un pequeño número de estas imprentas eran propiedad de griegos que estaban activamente involucrados en la impresión de obras griegas. Otro gran número de griegos hacían de editores, correctores, escritores, o incluso como diseñadores y artesanos de tipos de impresión.

Thompson, E., Handbook of greek and Latin palaegraphy, p. 175

El impresor griego en Italia debió haber preparado y diseñado sus materiales de forma muy diferente a como lo hacían sus colegas europeos (hecho atestiguado por los testimonios de impresores alemanes y franceses). Laonikos, Kounadis, Sophianos y otros muchos debieron desarrollar una técnica diferente a las de Aldus, Blado y otros impresores no griegos. Esto se debería a que el aspecto de las impresiones del siglo XV estaban fuertemente inspiradas en la caligrafía de los manuscritos, y especialmente que los manuscritos bizantinos eran distintos a los manuscritos occidentales(8). En el siglo XVI, que vería aparecer a Estienne y el libro monocromo(9), todavía se recogen impresiones griegas con su propia idiosincrasia: uso del color, ilustraciones (impresas o pintadas), sus propios diseños de tipos, bordes y ornamentos.

Estas diferencias se pueden comprobar cuando se compara la doble página de del Mousaios de Aldo (1495) y su Psalterion (1497), ambos impresos en Venecia, con el Homero realizado por Damilas nueve años antes (1488), o el Etymologikon Mega de Kalliergis en Venecia (1499). Esta comparación demuestra que las impresiones griegas se han diseñado respetando sus originales bizantinos, frente al estilo occidental.

Musaeus, De Herone et Leandro (1517) de Manuzio Aldo

Horae Beatissimae Virginis [Book of Hours] (1497) de Manuzio Aldo

Homer, First publication of the Homer’s epics and hymns (edited by Dimitrios Chalkokondilis) impreso por Damilas.

Unknown, The Large Etymological Dictionary. Impreso por Kalliergetis

Notas:

(7)Koumarianou, A., Droulia L., & Laylon, E., The Greek book, 1478-1830 , Athens, 1988, p. 265.

(8) No hay un estudio pormenorizado sobre las diferencias entre los manuscritos griegos y latinos y su influencia en los libros impresos. Thompson escribió sobre las diferentes convenciones gráficas, como acentuación y abreviaciones, pero el asunto debe ser más interesante. Thompson, E., Handbook of greek and Latin palaegraphy, Athens, 1903, capítulos V, VI y VII, pp 103-188.

(9) Twyman, M., “The Bold idea: The use of bold-looking types in nineteenth Century”, in the Journal of the P.H.S., no. 22, 1993, p. 108 (impreso en ΗΥΦΕΝ, pp. 5-39).

Mitja Miklavcic, The First “related bold” typeface.

(10) IN AEDIBVS ALDI. THE LEGACY OF ALDUS MANUTIUS AND HIS PRESS

Categorías:griego, tipografía Etiquetas: , ,

Primeras impresiones en griego

11 mayo, 2010 Deja un comentario

Sobre los primeras impresiones en griego

“Prehistoria” es el término que se podría usar para marcar el periodo donde aparecen las primeras impresiones en griego. Se divide en dos periodos(3):

Primer Periodo: abarca más de tres siglos, a partir de 1476, año de la impresión del primer libro griego.

Segundo Periodo: con el estallido de la revolución griega de 1821 hasta el día de hoy.

El principal criterio que justifica esta distinción es “ dónde” los textos griegos fueron impresos: en el primer período textos griegos se imprimían fuera de Grecia, y en el último, en Grecia.

En 1453 el ejército otomano ocupa la ciudad de Constantinopla. Sólo unos años más tarde, en 1460 Gutenberg presenta su imprenta. Por ese año, todo el sur de la península de los Balcanes estaba bajo el domino otomano. Esta ocupación produjo una expatriación de eruditos bizantinos hacia el mundo occidental. Hecho iniciado años antes, ya que el debilitamiento político de Bizancio, como resultado de la conflictos internos, ya había causado la salida de un gran número hacia Italia, donde estos sabios tomaron parte de un movimiento conocido como “Renacimiento”(4). Así por ejemplo, Pletón, mucho antes de la caída de la Constantinopla, pronunció conferencias para el público italiano y estuvo detrás de la creación de la Academia platónica en Italia.

Manuscrito en griego de Pletón de comienzos del XV

La civilización greco-romana que se había desarrollado dentro del Imperio Bizantino, vestido con un velo de cristianos ortodoxos, exhibía ejemplos de arte y filosofía diferente de los de la occidental mundo. La Universidad de Padua, que poco a poco se convirtió en la universidad de la República de Venecia, dio hospitalidad a un gran número de eruditos griegos.

Por otra parte, como una serie de islas griegas estaban bajo el dominio veneciano, favoreció que griegos de estas colonias llegaran a Italia para buscar mejor fortuna(5).

A través de estos eruditos, la Italia del Renacimiento descubrió dos mundos griegos:

  • mundo griego antiguo a través de los manuscritos de obras clásicas, y de

  • mundo griego bizantino a través de las conferencias y escritos de los profesores griegos que residían allí.

A principios de la década de 1490 se puede observar como los estudios helénicos estaban empezando a ganar mucho prestigio y reconocimiento académico en general. Una vez que esta tendencia fue patente, las imprentas intentaron seguirlo(6).

Esto es lo que estaba sucediendo en la Italia del siglo XV, donde el aprendizaje del griego estaba de moda. Una escena casi similar se repitió cuatro siglos más tarde, cuando el clasicismo occidental redescubrió a los descendientes de los antiguos helenos que vivían bajo la ocupación otomana. Ambos momentos históricos dejaron sus marcas en de la historia de la imprenta griega.

Notas:

(3) Didot, A.F, A lde Manuce et l’Hellénisme á Venice , Paris, 1875. pp 35-36. Véase también Layton, E., “The first Greek book”, en Journal of the Hellenic Diaspora, vol. 4, no. 4, 1979, pp 63-79.

(4) Reynolds, L.D., & Wilson, N.G. Scribes and scholars , Oxford, 1986, pp. 130-146.

(5) Geanakoplos, D.J., Greek scholars in Venice , 1982, pp. 53-61.

(6) Lowry, M., The world of Aldus Manutius, business and scholarship in Renaissance Venice , Oxford, 1979, p. 79.

Categorías:griego, tipografía Etiquetas: ,

La primera escuela tipográfica griega

4 mayo, 2010 Deja un comentario

La primera escuela tipográfica griega

(Traducción libre e ilustrada del artículo de Klimis Mastoridis)

Introducción

Los diferentes tipografías de impresión que se utilizan en la actualidad en Grecia, no se inician propiamente a partir de 1820, tras la Guerra de Independencia griega. La impresión del griego tiene una historia tan antigua como la de otros países europeos. De esta manera, podemos afirmar que “ Grecia” fue uno de los primeros países, junto con Alemania, Italia, Holanda, Inglaterra y Francia, en imprimir un libro por 1476.1
1476 – Γραμματική, Κωνσταντίνος Λάσκαρη Milán)

La propia idiosincrasia de la historia de la impresión griega afectó directamente tanto a su uso como a los estudios técnicos. Por ejemplo, el diseño y uso de tipografías griegas ha estado subyugada a una tradición extranjera, que perdura hasta nuestros días, imponiéndose tanto en tipos de imprenta como en los propios lectores griegos.

Correspondencias Manuscrito a Tipo de un Manual de tipografía de 1824


De esta manera, se puede decir, que a lo largo de tres siglos y medio, las “letras griegas” han formado parte de la historia de la impresión de otros países como un capítulo especial de sus manuales.

Es muy complicado intentar escribir sobre el diseño y producción impresa griega, sin referirse a la evolución tipográfica anterior a la Guerra de Independencia. Pero también hay que destacar que la evolución de la imprenta y de la tipografía griega fue un hecho tardía. Aunque los primeros textos en griego aparecieran por el año 1470, la “letras griegas” no desarrollaron una “pluralidad” tipográfica como la de otros países europeos. Posiblemente puede deberse a factores políticos y sociales, e incluso a que la producción de material impreso en griego era limitado. Sorprendentemente, los libros impresos en Italia a lo largo del siglo XVI aún se utilizaban como manuales a lo largo del siglo XIX en las escuelas griegas(1). Esta situación, por encima de otros factores, se tradujo en un uso ininterrumpido de el tipo griego Aldine/Garamond a lo largo de 300 años. Un estudio de la importancia de este hecho con respecto a los hábitos de lectura y escritura de las diferentes generaciones griegas está aún por venir(2).

Notas:

  1. D. Rhodes (1975) “ de las anotaciones marginales que aparecen en las primeras ediciones impresas de Athos, que pude examinar en el verano de 1962, está claro que algunos escribas griegos emigraron a Italia y a Venecia en particular, y tenían estos por costumbre enviar libros a Athos para que los utilizaran los monjes ”. Además Rhodes añade “ un interesante tema de investigación sería el estudio del mercado de los primeros libros litúrgicos griegos impresos en Venecia durante los primeros tiempos de la imprenta”.

  1. Debemos recordar que la tradición manuscrita y caligráfica se continua en Grecia años después de la invención de la imprenta. Algunos aspectos sobre la enseñanza de la escritura fueron discutidos en un estudio en 1935 por M. Amariotou

Bibliografía:

  • Scholderer, V., Greek printing types, 1465-1927 , London, 1927

  • Rhodes, D., “Early printed books in Greece” The Library, 5 th series, vol. 30, nº 3, 1975

  • Amariotou, M. Writing and education , Atenas, 1935

Categorías:griego, tipografía Etiquetas: , , ,

Safo – transmisión Bizancio y Edad Media

2 mayo, 2010 Deja un comentario

Vodpod videos no longer available.


Cuando el Imperio Romano de Oriente se separó de Roma, la tradición griega se reforzó con la protección imperial a escuelas y bibliotecas (siglos IV y V). El siglo VI Justiniano cerró la escuela de Atenas, y sólo en Alejandría y Bizancio se conservaron centros de estudio de la tradición griega. Sin embargo, interesaban las materias jurídicas y la oratoria, desatendiéndose las obras literarias. En la misma época, se hunde en Italia la cultura griega. Los siglos VII y VIII por la polémica iconoclasta, son de oscuridad; además, en el año 643 Alejandría cayó en manos de los árabes.

El Islam se interesó por la literatura filosófica y científica griega y, de ahí, las traducciones que pasaron a Occidente, con España como puente (Hipócrates, Galeno). También hicieron resúmenes y compendios de otras obras (Platón y Plutarco), y explicaron y comentaron los autores traducidos. De algunos sólo se conserva la versión árabe (parte de Teofrasto, Galeno, Euclides).

En el siglo IX, se produce el Renacimiento bizantino: renace el interés por el mundo clásico y se reactiva la actividad copista. Interesan especialmente los textos científicos o técnicos, y menos los literarios. Dos innovaciones técnicas se dan en éste momento: el papel, de origen árabe, que empieza a usarse el año 800, y la letra minúscula, a la que se transliteran los códices unciales. La intención era abaratar las copias y hacerlas más manejables, pero en este proceso se perdieron muchas obras. No queda ningún manuscrito anterior a esta época. Los grandes eruditos son Aretas, León el matemático y, sobre todo, Focio. El papel de Focio en la transmisión de la literatura pagana es fundamental, aunque su atención a la Filosofía fue escasa y nula la que prestó a la poesía). La tarea que dirigió consistió en:

  • recopilar manuscritos y papiros provenientes de la Biblioteca imperial, el Palacio imperial y las bibliotecas monásticas.
  • copiar en minúsculas los antiguos códices unciales. Estas copias fueron los ejemplares “prototipos”. Es ahora cuando los textos griegos se acentúan, se puntúan, cuando se normaliza la ortografía y se anotan en los márgenes del manuscrito notas y variantes.
  • depositarlos en la Biblioteca como manuscrito oficial.

Los siglos XIII y XIV fueron el gran momento de la Filología bizantina. Parte de la actividad erudita pasó a Tesalónica. Desde entonces, Tesalónica y Bizancio serán los centros. Famosos eruditos de esta época son Máximo Planudes, Manuel Moscópulo, en Bizancio, Tomás Magister y Demetrio Triclinio, en Tesalónica. Con la caída de Constantinopla en manos turcas (1.453), se produjo un éxodo de textos griegos y eruditos bizantinos a Italia, que colaboraron en el surgimiento del Renacimiento italiano y europeo.

A %d blogueros les gusta esto: