Inicio > Linux-Ubuntu, Varia > Lado Oscuro – reflexiones de un año

Lado Oscuro – reflexiones de un año


El año pasado por estas fechas mi vida transcurría de una forma muy peregrina. Los jueves por la noche, con un cañon “prestado”, un habitante de la red y yo, nos quedabamos hasta altas horas de la madrugada fumando y viendo películas muy raras. A veces terminaban con bronca de los compis de piso por la contaminación acústica y ambiental principalmente.

De las muchas conversaciones que tuvimos, antes de las proyecciones, le comenté que este año iba a ser el año del “lado oscuro”, aunque mejor hubiera sido denominarlo “dimensión desconocida”. Cansado de muchas cosas y sin tiempo para poder estudiar, había estado trasteando en el portatil el nuevo Ubuntu en Live. Una tarde aburrido, cogí y lo instalé, borrando 60 gigas de trabajo de cuatro años. A esto se denomina cambiar de vida.

La verdad es que me tiré un mes perdido, hasta que decidí leerme un par de manuales de linux, con papel y lápiz. Y dejé abandonado el ordenador hasta principios de septiembre, cuando creía que ya estaría preparado para utilizarlo.

Desde un punto de vista personal y profesional, es absurdo dar una valoración. Como dicen muchos linuxeros, el primera año es de euforia y anti-windows radical. Así que empezar hablar aquí de lo bueno que es linux, me parece un poco absurdo.

Si he notado que algo ha cambiado en mi. Especialmente la forma de ver ciertas cosas y el deplantearme retos futuros. Algunas ideas peregrinas:

Soy un tio legal, no utilizo nada que no pague, y esto me está dando una visión muy peculiar de la piratería y los derechos de autor. Puedo presumir que en mi ordenador todo es original, sin nada pirata (excepto las WEPS de los vecinos).

El ordenador se ha convertido en algo muy personal. Parece un poco tópico, pero se ha convertido en una herramienta completamente adaptada a mis necesidades, más parecida a una bola de archilla que continuamente voy moldeando a mi gusto.

La privacidad se está convirtiendo en una preocupación. Conforme aprendes como multitud de “empresas” se dedican a manejar tus datos a su libre albedrío, vas rememorando aquellos post leidos en Kriptópolis y páginas diversas. (voy que tener que escribir el famoso artículo sobre “cómo desaparecer de Google”)

He perdido el afán de notoriedad. Esto suena raro, pero es como si mundo se hubiera hecho más real y cercano. Y este “real” tiene connotaciones muy transcendentales.

“El código es poesía” es el lema de WP. Realmente es bello. Pero a diferencia de la poesía tradicional, no tiene metáforas, y si una gran capacidad de cambiar cosas.

Una terrible consciencia de lo que existe y lo que yo puedo hacer. Y esto es fundamental para decidir que proyectos voy a emprender el año que viene.

Es raro, antes con mi hermano, hablaba de gigas, memoria ram, megas, y ahora de bash y aplicaciones. ¿Qué ocurrirá cuando entren en juego las librerías y código puro y duro? Será interesante verlo.

Atentamente

Iaenus

Anuncios
Categorías:Linux-Ubuntu, Varia
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: